Los jorkshire del culturismo

Deseo abrir los ojos a algunos; este artículo va porque han subido un post no hace mucho hablando sobre el uso de la insulina. En este post curiosamente había mucha gente que llevaba mucha experiencia y competiciones detrás; gente que sabe por así decirlo. Esta gente hablaba de que han probado esta poderosa hormona pero no le ven mucho uso y como ayuda externa ni como una herramienta del cuerpo para desarrollo muscular.

Sin embargo, hay una gran colectividad de “atletas” que menos han competido, que menos saben y no tienen mucho desarrollo y que además critican a los primeros por defender esa hipótesis; son los que llamo los jorkshire. En fin es un tema controversial que está en boga y simplemente estamos poniendo de manifiesto de que gente que no tiene mucha experiencia ni entienden una “puta mierda”, que critican a los que sacan resultados.

Lo que pasa que reconocer las limitaciones de uno mismo es complicado, entonces surge el criticar los logros de los demás. Ahora bien, si todos los que entrenan y llegan a resultados asombrosos, dicen que no se usan muchas sustancias, a lo mejor es verdad; el punto es que si te ves a un espejo y te planteas verte por dentro diciéndote, ¿ hasta donde vas ?, ¿ tú que eres ?; ¿ eres esto, no das para más ?

Si no das para más, en vez de reconocer tus limitaciones, empiezas a criticar a los demás. A ver en la naturaleza hay muchos tipos de gente, pero si haces esto te conviertes en esos jorkshire del culturismo, o sea, son los que no paran de dar a los que viven tranquilos y tienen esa vida ordenada que es tan enviada.

Hablando de verdades vs las fantasías de los jorkshire

Si bien el cerebro tiene un mecanismo, pero hay que reflexionar varias cosas; primero, hablo de cómo está el mercado, específicamente el de las sustancias/ayudas ergogénicas. Por un lado están los andrógenos (esteroides) que pueden ser veinte entre los principales y conocidos; lo que pasa que de esos, la mitad están en desuso y de los que quedan solo la mitad, o sea unos cinco son lo que pueden realmente ser efectivos (como el 25%). Obviamente no pagarás el precio de una “metelonona” al precio de una “nandrolona”, por ejemplo, aunque hay gente que sigue pagando el precio de uno por el otro.

A nivel farmacéutico existen pocas cosas, pero funcionan y están ahí porque son efectivas de acuerdo a ciertas circunstancias; luego está la insulina que es el punto del debate. Se puede usar para niveles fisiológicos o usar para otras cosas, pero para el caso del transporte de nutrientes está muy limitado, porque la glucemia está en un rango y esto lo controla el páncreas, así que no podemos añadir más porque nos pasaríamos. La insulina es una ayuda ergogénica muy anabólica, es buena o fundamental, pero para personas sanas, el cuerpo ya produce la cantidad que se puede meter.

En el caso de la hormona de crecimiento; para muchos es 90-95% falsa y el otro 5% pasa por una cadena de frío que a veces se rompe, pero para nuestro entender, el que lo usa prácticamente usa un placebo. En el caso del péptido es igual, verdaderamente lo que se usa es un placebo; para el caso de la prostaglandina es aún nueva; para el adelgazamiento vemos la efedrina u otras sustancias que quizás funcione. Hay que tener en cuenta sobre las críticas a los gigantes del culturismo, sean aficionados o profesionales que son blancos de los jorkshire, que simplemente ven a todos como hipócritas.

Por ejemplo, cuando se habla del IGF-1, muchas veces los productos no son lo que son porque puedes estar echando a la borda 50 cochinos euros en algo que no es IGF-1; de plano puede ser “grelina” por ello da mucha hambre.

En fin, casi todo el mundo lo que usa son esteroides, PUNTO. No hay más, porque el resto son placebos

Obviamente el placebo es algo que funciona muy bien, pero el mercado es limitado, pues no hay muchas cosas para usar.

El tema de las dosis

Estos jorkshire “hijos de puta”, no paran de ladrar cuando hablan de las dosis; siempre están diciendo que la gente grande, como los gigantes de la IFBB, con más de 300 kg de puro músculo a los veinte y tantos años, están así por las sustancias. Un ejemplo es Coleman, que con más años encima, cada año, sale con cuatro kg más a competir; de él se acusaba de cantidades enormes, o que no paraba en todo el año, entre otras sandeces.

Estos mismos chuchillos que ladran son los mismos que vienen a decir que los profesionales se saturan, que no se pueden usar más de x tiempo, que las dosis altas saturan, entre otras recomendaciones fuera de este mundo. Pero, los gigantes como Coleman muchos años de trabajo, de dosis altas, de saturación, pero cada año sale con esos kg extra que se ven fenomenales. ¿ El hijo de puta no satura ?, ¿ o quién satura ?, parece que para los jorkshire todo es un mundo de fantasía, porque la gente que deja de progresar siempre es la gente de abajo que va a la playa cada año con el mismo peso, que es la que se queja de estar saturados, ¿ verdad ?

El punto de estrés para crecer

En realidad estos “gurús” deberían ser realistas con lo que dicen; lo que se siente en cierto punto debido a la experiencia que tenemos es el control del estrés y punto. Por ello, cuando los atletas van a Dubai o tienen siete ceros en el banco mejoran mucho. En fin el estrés es el punto clave, porque mata mucho y no deja al cuerpo y mente que se conecten para desarrollar los músculos.

Cuando tienes cierto nivel muscular, no puedes seguir añadiendo músculos, porque las roturas son tan grandes, que al final de cuentas tienes más pérdida que ganancias. Entonces, da igual las cantidades y dosis que uses, lo que tienes que hacer es controlar el estrés; si quieres progresar y si tu trabajo no te deja y te jode, te buscas otro trabajo o, si tu mujer o tu vida social te estresan, entonces deja todo y cambia tu vida.

Un ejemplo es el mío, que he tenido mucho estrés y cuando quise entrenar duro, he roto mis cuádriceps, lo que fundió mi temporada…. En fin el estrés te come y mucho

Aprender de las pruebas y los errores

La idea es aprender, por prueba y error; un atleta que compite entre los 20 a 30 años quiere aprender, haciendo cargas o descargas, comiendo de tal u otra forma, probando suplementación  combinando algunos hábitos con otros. Entonces a partir de los 30 conseguir resultados a nivel deportivo y esto lleva tiempo, así como dinero, tiempo y esfuerzo para llegar a la meta. En cambio estos chihuahas a los que llamo jorkshire  que ladran ni siquiera tienen metas y ni siquiera pueden probar lo que dicen, ¿ por qué no lo hacen con sus vidas, sus cuerpos, sus resultados ?

Sobre la experiencia de cada uno, tenemos amigos que empezaron a probar con 1,2,3, 10 gramos semanales de una u otra cosa; según ellos al pasar 3 gramos ya no funcionaba nada. Bueno el punto es que se pasan probando hasta llegar a un punto de inflexión, donde todo se vuelve a favor y esto se da por experiencia. Entonces, porque los jorkshire en vez de probar, no dejan de hablar, ¿ por qué no prueban para discutir sobre un tema u otro ?

Lo que pasa que esta gente chiquitilla no asume lo que son; pequeños, que tienen limitación genética y mental, además les da miedo experimentar, por tanto son “cagones” !!! … además ponen mil pretextos para hacerlo, ya sea por trabajo, estudios, vida social, etc, etc, etc. En fin, todos se esfuerzan para llegar a una meta, entonces ¿ por qué no lo hacen en vez de chillar siempre ?.

Nadie critica que sean “putos off-siders”; sino que no se callan ante las ridiculeces que afrontan, porque siempre hablan pero nunca experimentan con sus realidades virtuales; encima no saben de lo que hablan, pero hablan mucho, siendo casi bocazas que lo hacen sin saber siquiera nada y esto va en contra del deporte.

Por otro lado están lo dicen que son “naturales”, que no solo dan pena, sino pena y asco, pues ya está mal que no acepten lo que son, pero encima se avergüenzan de hacer lo que hacen, ya eso es fatal y lamentable. Bueno, hay mucha gente que es así, que incluso van a los foros y se jactan de ser naturales, pero a las dos semanas cogen 12 kg… todos sabemos por qué pasa eso, ¿ no ?; encima que son tontos, quieren tratar de tontos a los demás.

Llega un momento en que nos cuesta aceptar lo que somos; muchas veces miramos a los gigantes de la historia y nos comparamos con ellos, pero en realidad a pesar de esas diferencias de medidas de pectorales, piernas o brazos. Un día nos debe tocar decir, nunca seremos así de monstruos del tamaño de un IFBB Pro Top, a pesar de que los sueños cuando uno es joven están ahí, por supuesto. Uno quiere pesar 120 kg de puro músculos, pero cuando el resultado no llega y no llega, probando todo lo que se tiene al alcance.

Personalmente la vez que salí con más peso encima (103 kg, que fue el máximo); fue la vez en que menos cosas usé, pero empecé a disfrutar de la vida, dejando al culturismo en un segundo plano de la vida; viajé, compartí con mis amigos, con la familia y fue el tramo de mi vida donde era feliz. No me calentaba mucho en el gimnasio, tampoco hacía una dieta extrema, competía sin cuidarme lo suficiente, y todo porque no tenía estrés

Deja de creer en la “puta mierda” de los jorkshire

Hoy en día, nadie cree en nadie; la gente no cree, los pequeños critican a los gigantes, los grandes critican a los pequeños porque no se callan; el que entrena en nochevieja es un flipado, pero el que no entrena es un vago, o, el que hace dieta todo el año que no se qué, o el que no hace es un irresponsable.

En fin, cuando mucha gente ya está diciendo que no lo hacen porque saben que no funciona, pero usaban algo como la insulina y luego la dejaron de usar; ¿ por qué mienten ?.... hay gente que es gigante y no ha usado una puta mierda, así como hay gente que va  la playa que son los jorkshire, que desde nuestro entender, están fuera de foco para todo.

No digo que debes entrenar hasta romperse, porque pueden aparecer las lesiones; tampoco digo que tengas que comer hasta no poder, porque te pondrás gordo; simplemente tienes que llevar una vida tranquila, austera, teniendo el respeto por los demás, dejando de lado la polémica que es parte de la propia vida. Es mejor dejar de creer en ellos, darles las gracias por su opinión y que dejen de criticar, porque son unos falsos e hipócritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *