GENERAR HIPERTROFIA CON LA vía mTOR y vía AMPK

Dentro del culturismo, hay muchos factores intervinientes para conseguir objetivos deportivos y, específicamente lograr la hipertrofia muscular. La vía mTOR sigue siendo controversial, pero ya reconocida entre los atletas, sin embargo hay cosas que discutir, porque si bien puede ser efectiva, no necesariamente uno debe estimularla mucho porque puede acabar gordo y, además es solo una manera de crecer, pero no la única.

La generación de hipertrofia muscular mediante la creación de fibras musculares nuevas se desarrolla gracias a la vía mTOR (importante para la síntesis proteica). El proceso se da naturalmente en los mamíferos (incluidos los humanos) y posee un antagonista, la vía AMPK, que es catabolizante, o sea, destructora de las fibras musculares.

La vía mTOR coordina el crecimiento y el metabolismo de las células eucariotas con aportes ambientales, incluidos nutrientes y factores de crecimiento. Una amplia investigación en las últimas dos décadas ha establecido un papel central para mTOR en la regulación de muchos procesos celulares fundamentales, desde la síntesis de proteínas hasta la autofagia, y la señalización de mTOR desregulada está implicada en la progresión del cáncer y la diabetes, así como en el proceso de envejecimiento.

Composición de la mTOR: mTORC1 y mTORC2

La mTOR es una proteína quinasa serina / treonina de la familia de las quinasas relacionadas con PI3K (PIKK) que forma la subunidad catalítica de dos complejos proteicos distintos, conocidos como mTOR Complex 1 (mTORC1) y 2 (mTORC2). La mTORC1 desempeña un papel central en la regulación de todos estos procesos y, por lo tanto, controla el equilibrio entre el anabolismo y el catabolismo en respuesta a las condiciones ambientales.

La vía mTOR es una proteína quinasa que, como parte de la mTORC1 (complejo 1 de mTOR), actúa como un enlace molecular crítico entre las señales promotoras de hipertrofia y los procesos subyacentes al crecimiento celular. Aunque ha habido un intenso interés en los mecanismos aguas arriba que regulan la mTORC1, el repertorio completo de eventos moleculares aguas abajo a través del cual la señalización mTORC1 promueve el crecimiento celular está saliendo a la luz recientemente.

Ahora se reconoce que la mTORC1 promueve el crecimiento y la proliferación celular en gran parte a través de la activación de procesos anabólicos clave; a través de una variedad de objetivos posteriores, la mTORC1 altera el metabolismo celular para impulsar la biosíntesis de bloques de construcción y macromoléculas fundamentalmente esenciales para el crecimiento celular, incluidas proteínas, lípidos y ácidos nucleicos.

¿Cómo describir a la mTOR?

La vía mTOR responde a las señales de los nutrientes, los factores de crecimiento y el estado de la energía celular y controla el crecimiento y la proliferación celular en función de esto (mediante la regulación de la síntesis de proteínas) como había citado antes. Pero, para hablar simple, cada vez que nos nutrimos con muchas calorías (principalmente proteínas), esencialmente le decimos al cuerpo que estamos listos para luchar y cazar. En contraste, en momentos de estrés, como la ingesta reducida de calorías o nutrientes, la vía mTOR se inhibe.

En este momento, nuestras células aumentan su capacidad de trabajo y producción de ATP; las células aumentan la división y estamos preparados para el crecimiento y la reparación. La mTOR es la proteína que siente esto y pone "el pedal al metal", pero solo es una de las vías de activación de muchos procesos y muchas veces, sobre todo en los círculos del culturismo, se le da mucha más importancia de lo que es.

Es importante darse cuenta de que la mTOR puede aumentar el rendimiento y no deberíamos verla como buena o mala, más bien depende. Es como un accesorio que es ideal llevarlo en el coche o en la bici, porque a veces queremos aumentarla para desarrollar músculo y mejorar ciertos aspectos de la cognición, mientras que el resto del tiempo queremos tener niveles bajos para aumentar la longevidad, disminuir el riesgo de cáncer y reducir la inflamación.

Sintéticamente hablando, la mTOR aumenta la producción de energía, pero también crea más productos de desecho mientras genera hipertrofia; la autofagia es el proceso que degrada estos productos. Pero solo suele estar activo cuando la vía mTOR disminuye; en otras palabras, el cuerpo no comienza a limpiar hasta que termina la fiesta. La autofagia es equivalente a una "desintoxicación" desde una perspectiva científica y desde todos los puntos de vista, mecesitamos un equilibrio entre crecimiento / productos de desecho y descanso / limpieza.

¿Cómo describir a la vía AMPK?

La vía AMPK (proteína quinasa activada por monofosfato de 5'-adenosina) está muy involucrada en el control metabólico del músculo esquelético a través de su regulación de muchos objetivos en el organismo. Debido a que induce a efectos sobre los procesos celulares anabólicos y catabólicos cuando interactúa con otras vías como la mTOR (entre otras), la vía AMPK juega un papel importante en el control del crecimiento/degradación del músculo esquelético.

La proteína quinasa activada por monofosfato de 5'-adenosina (AMPK) es un sensor intracelular de ATP consumo que surgió a fines de la década de 1990 como un regulador clave del metabolismo del músculo esquelético. Su papel en la promoción de procesos catabólicos productores de ATP involucrados en la oxidación de glucosa y grasa está bien caracterizado; su identidad generar como agente catabólico se ilustra aún más por su estimulación sobre la degradación de proteínas (músculos) y la autofagia.

Además, la vía AMPK inhibe los procesos anabólicos que consume ATP, como la síntesis de proteínas; dadas estas acciones generales, el potencial negativo de AMPK sobre la hipertrofia está bien determinada por muchas investigaciones. En este contexto, la vía AMPK y la vía mTOR parecen desempeñar un papel importante en el metabolismo intermediario y en muchas condiciones.

  • La vía AMPK está involucrada en la regulación fundamental del equilibrio energético a nivel de todo el cuerpo al responder a las señales hormonales y de nutrientes en el sistema nervioso central y los tejidos periféricos que modulan la ingesta de alimentos y el gasto energético.
  • El objetivo de la vía mTOR es uno de los objetivos posteriores de la AMPK que funciona como un sensor de nutrientes intracelular para controlar la síntesis de proteínas, el crecimiento celular y el metabolismo.

Investigaciones recientes demostraron la posible interacción entre las vías de señalización de mTOR y AMPK, pero para hablar específicamente de estas vías he hecho un vídeo para MASmusculo, que hará comprender como pienso en relación a un todo.

¿Has estudiado algo de la teoría del entrenamiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *