Generando hipertrofia con la vía del ácido araquidónico

Estando en Granada, en este fantástico sitio como el MM Fit puse a hablar de un tema que no siempre discutimos entre todos, que es generar hipertrofia con la vía del ácido araquidónico.

Esta vía del ácido araquidónico se relaciona también con el calcio, aunque no es la vía del calcio para crecimiento y en esto hay que tener mucho cuidado. Bueno, cuando hacemos contracciones musculares continuas, se manda el impulso nervioso a las células musculares y esto llega a los túbulos T, que es donde se guarda el calcio.

Durante la despolarización de las células (que es el momento donde llega el impulso) los túbulos T sueltan calcio en el interior de las células y éstas se contraen. En este instante, los sarcómeros entonces se acercan, juntando las bandas Z, que es donde están unidos y luego se relajan, volviendo al estado de polarización y así sucesivamente, se contraen y vuelven a relajarse, etc.

Durante esa relajación el calcio vuelve a los túbulos T y, entonces, este mecanismo de salida y entrada de calcio a los túbulos T tiene que ser muy rápido, porque las contracciones se dan en miles en un segundo. Pero, ¿qué sucede cuando llevamos muchas contracciones prolongadas en el tiempo?...

Bueno, os invito a ver el vídeo completo grabado como dije en el MM Fit, en donde me explayo sobre todo y hablando en específico de la vía del ácido araquidónico para hipertrofiar los músculos.

Para resumir, si hay agujetas, significa que ha habido daño muscular, pero no significa que porque no haya agujetas no haya daño muscular. Es que la gente interpreta muchas veces que, tener agujetas es sinónimo de crecimiento y lo que es sinónimo es de daño muscular, pero también puede haber daño muscular sin agujetas.

Por ejemplo, cuando trabajamos un músculo muy de continuo después de estar parados y tal, se producen una gran cantidad de agujetas con muy poquito trabajo. Esto pasa porque las células se llenan de ácido araquidónico y con poco que se rompa, sale mucho del mismo... pero, cuando ya vamos adaptándonos y cogemos ritmo con frecuencia 2 o 3 a la semana, las agujetas van desapareciendo...el motivo por el cual ya no se producen las agujetas es porque ya no hay tanto ácido araquidónico.

Es un proceso de adaptación primario que tenemos que entender...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *