Culturismo, Carga Psicológica – Parte 1

Me preguntaron sobre la carga emocional que tiene que soportar un atleta de competición; siempre me enfoco en el culturismo, que es mi deporte en la actualidad y si bien antiguamente me dedicaba a las artes marciales y otros deportes, pero desde hace un tiempo este es mi mundo. Yo estudié Ciencias del Deporte y bueno, desde entonces dejé la práctica de muchos deportes, incluso las artes marciales para dedicarme de lleno a lo que sé, pero al final, la carga psicológica de cualquier deportista viene siendo semejante.

Hay varios tipos de deportes, están los técnicos-tácticos, tácticos puramente dichos y están los deportes fisiológicos. Bueno, yo creo que cuanto más fisiológico es el deporte, más carga emocional tiene que soportar el atleta, porque a todas las variables externas de la competición, también se le juntan las variables fisiológicas del cansancio, lesiones, dolores, etc.

En el mundo del culturismo, habría que dividir la gente que hace preparaciones de forma natural y la gente que hace preparaciones con forma de química cuando hablamos de carga psicológica. Y si bien ninguna es mejor que otra, se puede decir que son distintas y no son exactamente igual; yo por mi experiencia podría decir que las que se hacen de forma natural son más llevaderas en algunos sentidos porque se puede comer más (no se pasa tanta hambre), se duerme mucho mejor y se descansa mejor

Ahora bien, cuando metes química de por medio entre estimulantes o andrógenos, etc, empieza a excitar el sistema nervioso central y la carga psicológica es mayor; literalmente te vas a dormir y te tiras toda la puta noche dando vueltas en la cama, no eres capaz de dormir, lo que te genera mayor cansancio al día siguiente, pero tienes que empezar con lo mismo y bueno, al final genera fatiga en todo tu sistema a largo plazo. En contraste, la recuperación es mejor y es verdad que durante el entreno usando química podes ir más allá, haciendo más series, con mejores recuperaciones entre series, coges más fuerza, etc, además no tienes tantos dolores como si fueses un natural donde duelen más las articulaciones, los músculos, aparecen las agujetas y tal.

¿Qué pasa con la carga psicológica?

Yo creo que entrar en ese círculo vicioso de insomnio, de no dormir y tal, por la excitabilidad que se tiene sobre el sistema nervioso central, cada vez se hace más duro y aparece la ansiedad o la propia depresión, sobre todo por el tema de la comida. Este es un ejemplo que yo siempre pongo a la gente, de que me habla de que dicen los libros sobre las calorías; muchos hablan que consumen 3000 calorías y me preguntan ¿cuantas calorías debería quitar?.

Pues nada está dicho y respondo, depende; porque si quitas 500 calorías y te metes 1 gramo de Testo vas a coger peso y, entonces las calorías como tal en según que gentes no importa tanto. Entonces, si ves a la gente que dice que hacer una dieta restringida de 1500 calorías (cuando se consume 4000) es una aberración y bueno, lo que pasa es que todas esas tablas que vemos y que no toman en cuenta muchos, pero muchos detalles se hacen con gente natural, que además no siempre o casi nunca son atletas de competición, entonces no tiene nada que ver una cosa con otra.

En el caso de la carga psicológica, ambos tienen que soportar cargas distintas, pero ambos tipos de carga deben ser duro. A mi en la Universidad me enseñaron que el que practica un deporte de alto rendimiento no necesariamente debe ser saludable y si eso pensais es que estais mal desde el punto de vista de lo que pasa realmente.

Aquí es donde surgen los problemas, porque hay gente que empieza a opinar buscando salud y quiere combinar con opiniones respecto al alto rendimiento deportivo, pero nada tiene que ver una cosa con la otra.

Por ejemplo, una persona de esos tirillas que van al gimnasio y que opine que lo que hace el Rey Coleman no es sano ya sabemos por donde va, porque tampoco descubre el mundo, ni ha dicho nada nuevo. Pues bien, si eres una de esas personas, dedícate a tu actividad, si quieres hacer pesas o aeróbicos cuatro veces a la semana para quitarte una selfie en la playa o subir a un escenario a hacerte del gilipollas ya está y es tu problema y no el de los demás.

En cambio, a los atletas de alto rendimiento todo esto le sudan los cojones y que busca subir a ganar en una tarima o un levantamiento de power, lo que sea. Lo que quiero decir que como en todo en la vida, hay una campana de Gauss en donde la actividad física se da de forma saludable hasta un punto de inflexión en el que las cosas se ponen menos saludables, de manera que los dos polos opuestos son malos.

Lo que pasa que mucha actividad física para tener alto rendimiento es malo, no con las mismas patologías pero con resultados similares a la falta de actividad total. Esto sucede con todo; con la alimentación, porque una dieta súper deficitaria es igual de mala que una dieta súper exagerada y en la química por ejemplo, no tener hormonas en el cuerpo es igual de mala que tener muchas hormonas en el cuerpo y así sucesivamente.

El ejemplo más claro es la insulina; si no la tenemos en el cuerpo como el diabético que no produce nada, entonces acabarás muriendo a la larga, debido a las hiperglucemias que tienes en los riñones, en los ojos etc. Pero si tienes demasiada insulina, pues acabarás muriendo de una hipoglucemia y está el punto medio donde está lo óptimo, así que esto sucede con todo, incluso con el entreno deportivo, el trabajo, la vida social, familiar y otras cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *